consejos-impactos-video-en-directo

Consejos para aumentar el impacto de una emisión de vídeo en directo

En esta publicación vamos a citar las prácticas recomendadas teniendo en cuenta el ciclo de promoción de una retransmisión para que la tuya tenga el mejor impacto posible. Tanto si retransmites un evento como si haces un webinar, estos consejos para difundir vídeos en directo te ayudarán a alcanzar más audiencia sin crear anuncios de pago.

En el pasado, un vídeo necesitaba una inversión de tiempo para ser capturado, procesado y transmitido, pero ahora vivimos en la inmediatez, el vídeo es un fenómeno instantáneo.

En 2015 se lanzó Periscope para Twitter y un año más tarde lo hacía Facebook Live, desde entonces el vídeo ‘en directo’ o ‘en vivo’ (live video) se ha convertido en uno de los principales contenidos y tendencias de las redes sociales. No fue hasta 2016 que se empezaron a sofisticar estas herramientas para permitir ir más allá de un simple vídeo compartido desde el smartphone. Ahora se pueden hacer retransmisiones interactivas multicámara producidas de manera profesional.

Gran parte de la audiencia de las retransmisiones masivas proviene de:

  • La publicidad de pago (social ads, por ejemplo).
  • Un canal que tiene muchos seguidores.
  • La emisión de un evento de mucha relevancia.

¿Cómo consigo aumentar la audiencia sin una promoción de pago?

No hay que olvidar que la promoción orgánica también es muy importante.

Sigue leyendo para descubrir todo lo que deberías tener en cuenta para promocionar un vídeo en directo.

Antes de la emisión en directo

Según el informe ‘Webinar Benchmarks Report’ de la empresa ON24, las compañías que empiezan antes a publicitar los webinars, obtienen un mayor número de registros (un 26% de los usuarios que ven el webinar, vienen de suscribirse con más de 2 semanas de antelación). Por lo tanto, la preparación siempre es un punto a favor.

Programa la retransmisión de tu directo

Tanto si usas una plataforma propia de vídeo como YouTube u otra red social, deja programado el streaming con antelación para que cualquier usuario pueda ver tus próximas retransmisiones.

Fíjate en cómo aparecen los directos en YouTube Gaming, un canal generado automáticamente por YouTube enfocado a la temática de videojuegos.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es youtube-gaming-endirecto-1024x658.png
YouTube Gaming

Piensa en la mejor forma de llegar a tu audiencia y selecciona el canal que usarás para el streaming:

  • Un sitio web o una página de aterrizaje con el reproductor de vídeo de embebido.
  • Una plataforma de videoconferencias y webinars como Zoom.
  • Una plataforma de vídeos como YouTube u otras redes sociales como Facebook Live, IGTV o Periscope para Twitter.

¿Streaming público o privado?

Valora si quieres emitir en abierto o en privado en función de tus objetivos, de tu audiencia y las características de cada modo:

Vídeo público

  • Emisión en abierto
  • Más volumen de audiencia
  • Audiencia general

Vídeo privado

  • Emisión restringida previo registro o por invitación
  • Menos audiencia
  • Audiencia específica
  • Ofrecer contenidos exclusivos o en primicia

Ten en cuenta que un streaming privado te permite incrementar los contactos de tu base de datos con personas que han mostrado su interés, mientras que una emisión en abierto te permite tener más alcance.

Crea un formulario de registro para acceder a la retransmisión.

Crea un formulario de registro para permitir que los usuarios se inscriban antes de la emisión. Los inscritos pueden agendar el evento y recibir notificaciones o recordatorios y, en paralelo, amplias tu base de datos para mandar información por correo electrónico de los próximos eventos.

Un formulario de registro siempre es una buena opción para compartir un contenido exclusivo o en primicia. Muchas plataformas de vídeo permiten registrarse pero, si deseas algo más personalizado, te recomiendo que crees una landing page con el reproductor de vídeo embebido. Cuando se registren los usuarios, manda un correo electrónico con el link de la página web donde podrán ver el vídeo.

¿Cuándo?

Crea tu evento online, tu retransmisión, 1 mes antes, como mínimo. Puede ser que hasta 6 meses antes, todo dependerá de la repercusión de lo que vas a emitir, de si se trata de un gran evento en directo o de una formación, por ejemplo.

Es difícil fijar la hora del streaming (y más si se trata de un evento internacional). El mismo estudio sugiere que a las 11h es una buena hora, pero dependerá de la temática, de si se trata de un evento en directo y de la audiencia a la que se dirige.

Los días de la semana que tienen una mejor asistencia son el miércoles y el jueves con un 24% de asistencia respecto a los inscritos. Los peores días son el sábado y el domingo, con un 4%.

Una vez tengas la emisión configurada, usa los medios digitales de los que dispongas (orgánicos y de pago) para promoverlo: sitio web, blog, redes sociales, newsletter, email marketing, etc.

No te olvides de incluir toda la información relevante en tu evento online como:

  • Título.
  • Fecha.
  • Hora.
  • Duración.
  • Descripción.
  • Moderador y Speakers.
  • Localización (si se retransmite un evento que también es presencial).
  • Hashtag con el que se puede seguir el directo en las redes sociales.

Publica el evento online en el sitio web

Esto es muy importante si tienes que crear una landing page o de si el vídeo se va a ver en una página de tu sitio web con el reproductor de vídeo embebido.

Puedes instalar un banner en la página de inicio de tu sitio web o en el de tus socios, de esta forma te aseguras que sea visto por el mayor número posible de usuarios. Este es un ejemplo de la plataforma de vídeos TwentyThree con una cuenta atrás y un formulario de registro:

Banner con una cuenta atrás para la retransmisión con un mailbox para registrarse.

¿Cuándo?

1 mes antes, como mínimo.

Habla del evento en directo en el blog 

Programa una entrada de blog relacionada con los contenidos de la emisión, como una pequeña degustación. No te olvides de incluir el enlace del streaming.

Trabaja el linkbuilding para que haya enlaces externos que apunten a tu vídeo, a tu canal o a tu plataforma de vídeos, ya sea compartiendo o embebiendo el vídeo desde otros sitios web y blogs. Ten en cuanta también otros canales como los foros o Meetup.

¿Cuándo?

Entre 2 y 1 semana antes.

Anuncia el evento en las redes sociales

Programa una serie de publicaciones en las redes sociales con la información del streaming para anunciarlo con antelación y ve mandado recordatorios.

La promoción en las redes sociales puede variar en función del sector al que te diriges. Puedes anunciarlo abiertamente o de una forma más controlada. En el caso de la sanidad, por ejemplo, algunos webinars están restringidos solo a profesionales sanitarios y se opta por usar canales de comunicación más privados y personalizados. Por otro lado, ten en cuenta que puedes:

  • Crear un evento en Facebook.
  • Fijar un tweet con los detalles en tu timeline de Twitter.
  • Publicar una cuenta atrás en tus historias de Instagram el día anterior o el mismo día.
  • Aprovecha la opción de algunas redes sociales, como Facebook o Twitter, que permiten fijar una publicación en la parte superior de la página o el perfil.

¿Cuándo?

Deberías empezar a promocionar el streaming en las redes sociales desde que defines una fecha y lo creas.

Aumenta la difusión del evento en las redes sociales a medida que se acerque la fecha, especialmente 1 semana antes y el mismo día. Según el documento ‘Webinar Benchmarks Report’ de la empresa ON24, el mismo día se registra un 23% de la audiencia de un webinar.

Envía un email sobre el streaming

Manda una invitación a las personas de tu base de datos. La mayor parte de la audiencia de un webinar proviene de los emails, según el análisis de la empresa ON24 citado anteriormente.

Recuerda el evento poco antes de su emisión a través de diferentes canales y por vía email a los registrados.

Este estudio también concluye que los mejores días de la semana para lanzar las invitaciones de email son: el martes, con un 20% de conversiones (registros) y el miércoles, con un 21%. Por el contrario, el sábado y el domingo, son los días menos indicados con un 9% de registros (las estadísticas pueden variar según el sector).

Acuérdate de que puedes…

  • Incluir el link del webinar o del canal de vídeos.
  • Programar un email de confirmación de registro cuando una persona se inscriba.
  • Añadir un link para añadir el evento en el calendario de Outlook o de Google en el email de confirmación.
  • Reenviar la invitación para todos aquellos que no han abierto el primer correo electrónico (email remarketing).

¿Cuándo?

Adapta la comunicación según las características y la respuesta de tu audiencia, a veces no existen las fórmulas magistrales.

Por ejemplo, si programas la retransmisión de un evento con un mes de antelación, puedes tener en cuenta un flujo de emails parecido a este:

  • Un email de confirmación cuando se registra un usuario.
  • Un email recordatorio una o dos semanas antes.
  • Un email el día antes o el mismo día.

Crea un teaser para promocionar la retransmisión.

Un teaser es un vídeo muy corto que forma parte de una precampaña para anunciar algo. Te animo a crear un vídeo con contenido interesante o sorprendente que capte la atención, genere expectativa y se preste a compartir.

Durante la emisión en directo

Según el ‘Webinar Benchmarks Report 2018’ de la empresa ON24, normalmente suele atender una media del 55% de los usuarios registrados. Esto puede variar bastante, podemos considerar que a partir del 30% es una buena cifra de atención, teniendo en cuenta, además, de que muchas veces los usuarios suelen ver el webinar en otro momento, bajo demanda.

Para tener un buen impacto, ofrece contenidos interesantes y conecta con tu audiencia. Ten en cuenta ciertos aspectos como:

  • Saludar a tu audiencia, preguntar e involucrarla.
  • Recomendar otros vídeos de tu canal o contenidos de tu web.
  • Recordar fechas destacadas o del próximo streaming.
  • Grabar la retransmisión y avisar de si el vídeo quedará disponible o publicado en abierto.

Usa un hashtag para seguir la retransmisión en directo.

El hashtag es un elemento diferenciador que identifica el directo y es útil en las búsquedas. Da coherencia y agrupa todas las publicaciones relativas al evento.

Durante el streaming, sirve como hilo para seguir el evento en directo e interaccionar con los usuarios en las redes sociales.

Después de la emisión en directo

Cuando acabe el directo, tienes que valorar si dejar el vídeo publicado en abierto o en modo privado. Puedes optar por una fórmula mixta. Por ejemplo, hacer un webinar privado para los usuarios que se han registrado y al cabo de un tiempo se publica la grabación. O al revés, el vídeo se queda publicado unos días y luego se oculta.

En general, es necesario promocionar un webinar más allá de su emisión en directo. Es un contenido de valor que puedes aprovechar. De hecho, el número de registros al webinar puede seguir aumentando en las semanas posteriores para acceder al vídeo. Si cuelgas el vídeo lo antes posible para que esté disponible en tu web o en tu canal, das la opción de volver a consultar el contenido y a que lo vean más usuarios.

El estudio ‘Webinar Benchmarks Report 2018’ de la empresa ON24 compara los streamings en directo con los webinars bajo de manda y afirma que un 60% de la audiencia registrada suele ver un webinar en directo, un 35% lo ve bajo demanda y, además un 5% de los que ven un webinar, luego lo visualizan de nuevo bajo demanda. El vídeo bajo demanda es una tendencia por su flexibilidad horaria.

A veces, no se publica el vídeo después del directo. No suele ser lo más habitual porque, en la mayoría de los casos, nos interesa tener el mayor número de visualizaciones posible. Coincide cuando lo que queremos es atraer y enganchar a la audiencia emitiendo un contenido muy exclusivo o en primicia, que solo estará disponible en directo.

Se puede publicar una parte del vídeo que atrae a personas interesadas en ver la grabación entera. Esta práctica conlleva más trabajo porque necesita editar el vídeo y compartir una parte, pero funciona muy bien si lo que queremos es generar suscripciones.

Comunica la publicación del vídeo del streaming por email

Si optas por publicar el vídeo, envía un correo electrónico con el link a los usuarios que se registraron, para que sepan que está disponible bajo demanda.

Puedes mandar un correo electrónico de agradecimiento a los participantes y un email a aquellas personas que estaban registradas pero que no pudieron asistir. Incluye el enlace del vídeo y aprovecha para recordar los próximos directos.

Comparte el evento en las redes sociales

Después de la retransmisión, comparte el enlace del vídeo en las redes sociales para aquellos que no han podido verlo en directo. También puedes subir el vídeo en las redes sociales en lugar de compartirlo desde tu web o tu canal. Recuerda que las redes sociales les encantan los vídeos nativos, es decir, los vídeos que se cargan o se crean en su red.

Cuando hagas un vídeo en directo, ten en cuenta todos estos consejos para difundirlo pero, sobre todo, cuida el contenido. Aprovecha la visibilidad que te da un vídeo en directo para aportar algo de valor a tu audiencia y generar expectativas para ver tus próximas emisiones.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.